Saltar al contenido

Puertas de Forja

La elegancia de las puertas de forja

Si estás pensando darle un cambio a tu hogar, las puertas de forja son una bonita opción a tener en cuenta. A la hora de modificar una casa, siempre se tienen en cuenta elementos que aporten personalidad y elegancia. Seguro que has pensado en objetos de decoración o en el estilo de los muebles; sin embargo, la entrada suele ser una parte olvidada durante estas meticulosas decisiones. Esta es una de las partes más esenciales de la vivienda, por lo que sería un gran cambio aportar la originalidad que estas puertas ofrecen. Si no las conoces mucho, aquí encontrarás toda la información que necesitas.

¿Qué son las puertas de forja?

Son puertas de hierro caracterizadas por su singularidad y elegancia.

Características del hierro forjado

Puede parecer que, debido a su belleza, estas puertas no suelen ser seguras o duraderas, pero, todo lo contrario. Al estar construidas con hierro forjado, son muy resistentes y, además, fácilmente maleables, por lo que se adaptan a la perfección a tus gustos o necesidades. ¿Quién no querría unir la tranquilidad de la fuerza con la hermosura del diseño?

Ventajas de las puertas de forja

Junto a la ya mencionada seguridad, la limpieza de estas puertas es bastante sencilla, por lo que no tendrás que gastar mucho tiempo ni dinero en acicalarlas. Con un simple trapo o bayeta y una dosis de pintura cada cierto tiempo, tendrás asegurado su esplendor. Asimismo, dada la maleabilidad del material que las compone, son muy versátiles y pueden adecuarse al lugar al que estén destinadas, ya sea la entrada principal, el jardín o, simplemente, alguna de las habitaciones. Sea donde sea, siempre es una opción acertada que otorgará glamour a tu hogar.

Por otro lado, pese a lo que pudiera parecer, no son muy pesadas, por lo que los niños y ancianos no tendrán problemas para acceder a sus domicilios. Además, dado su diseño, aportan transparencia, por lo que dará la sensación de que tu hogar es mucho más amplio.

En lo referente a los precios de las puertas de forja no debes preocuparte, pues, aunque parezca lo contrario, son bastante económicas y no solo eso: también ahorrarás a largo plazo, pues no necesitan ser cambiadas, sino que te durarán muchas décadas. De seguro, es una excelente inversión.

Puertas de Forja más vendidas

Tipos de puertas de forja

El mercado actual ofrece una gran variedad de modelos. Según el tipo de material del que están compuestas o con los que pueden mezclarse, encontrarás:

Puertas de Hierro exterior con plasma

Son las puertas de forja de exterior más modernas, puesto que pueden adaptarse fácilmente al entorno al que estén destinadas.

Puertas de hierro de chapa

Son aquellas que se utilizan típicamente en la entrada de casas con patios exteriores o vecindarios. Ofrecen una gran resistencia y seguridad, puesto que están compuestas por una serie de láminas que las recorren por completo. Dentro de ellas, encontrarás las de chapa entrelazada, que añaden una mayor seguridad dado que son altas y están forjadas de tal manera que es muy difícil que alguien pueda meter la mano para robar o entrar sin permiso. Normalmente, este tipo de puertas se encuentran en viviendas de alto standing. Para finalizar, también están disponibles las de doble chapa de bandeja, las cuales son algo más caras que las anteriores, pero si eres una amante de la artesanía de hierro, sin duda, son tu mejor opción.

Puertas de Hierro forjado y madera

La madera sirve de soporte a este tipo de puertas de forja de exterior, aportando seguridad y elegancia a la entrada de tu hogar.

Puertas de Hierro y cristal

Las puertas de forja y cristal son parecidas a la anterior, solo que el material de soporte, en este caso, es el cristal. No debe pensarse que, debido a esto, son menos seguras, puesto que los cristales son bastante gruesos para evitar desperfectos. Este, además, añade las cualidades del material, tales como la insonorización y el aislamiento del frío y la humedad. Asimismo, estas puertas suelen ser de gran tamaño, por lo que, además de seguridad, proporcionará una gran luminosidad a tu hogar. Este tipo fue muy utilizado durante los años 20 y es frecuente encontrarlos en viviendas de la Belle Époque, ¿no te gustaría dotar a tu casa de un diseño así?

Hierro con solera

Mucho más fuertes que las ya mencionadas, por lo que son prácticamente indestructibles. Por este motivo, suelen utilizarse para la entrada de chalets o garajes. Dentro de ellas, hallarás las que combinan solera con macollas que son las más utilizadas en puertas de forja para jardín, puesto que aportan una gran calidad estética y cierto toque de antigüedad. Están ancladas en la pared mediante una serie de tornillos que agregan seguridad a la estructura.

Por otro lado, dependiendo de la forma, las puertas de forja se dividen en:

Lamas de Z

Son muy utilizadas para proteger las ventanas a pie de calle de oficinas o tiendas, dado que son muy resistentes. Lo único que deberás tener en cuenta si te decantas por esta opción, es que necesitan un poco más de cuidados, ya que deben estar correctamente engrasadas para garantizar su perfecto funcionamiento. No obstante, podrás escoger el color que más te guste para personalizarlas.

Forja cuadrada y perforada

Es la más pesada, por lo que es posible que el material que la sostiene pueda sufrir algunos desperfectos. No obstante, al igual que sucede con las de hierro de solera, ofrecen una resistencia mucho mayor, puesto que sus tornillos son de rejillas.

Puertas de Forja Verticales

Son las más tradicionales y suelen encontrarse tanto en las puertas exteriores como en los garajes. En ocasiones, disponen de una pequeña puerta incorporada que evita que tenga que abrirse la de gran tamaño. Esta característica es muy práctica y cómoda para todo tipo de personas.

Puertas de reja

Son prácticamente iguales que las de verticales, salvo con la excepción de que están formadas únicamente por una serie de rejas de determinado grosor. No da pie a un estilo artístico, pero es la más apropiada para zonas de oficinas o para darle un toque más austero a la entrada.

Puertas de malla

Parecidas a las anteriores, pero resultan mucho más modernas. Son las más flexibles y suelen utilizarse para cerrar zonas ajardinadas o donde se encuentran animales. El único problema es que, debido a su fina estructura, es más fácil que puedan romperla con ciertos instrumentos.

Entrelazados

Al igual que las de lamas en Z pueden ser adaptadas al color y la forma del vecindario, de manera que encontrarás en ellas el complemento ideal para el entorno en el que se inserten. Pueden proteger tanto las puertas principales como algunas ventanas, puesto que combinan la fuerza del hierro con la firmeza del chapado, haciendo que su seguridad se incremente de manera considerable.

Por último, siguiendo una estética u otra, tienes donde elegir dependiendo del tipo que más se adapte a tu estilo y personalidad:

Puertas de Forja Rústicas

Si eres amante de lo vintage o una nostálgica de tiempos pasados, las entradas de hierro rústico forjado son las más adecuadas para ti. Eran muy utilizadas en el siglo XX, puesto que garantizaban la protección de sus habitantes, pero también, gracias a ellas, puedes dotar a tu hogar de un toque medieval. Sin embargo, si finalmente eliges este tipo, debemos advertirte que deben estar muy bien protegidas, puesto que es más fácil que alguien pueda acceder al inmueble.

Puertas de Forja Envejecidas

Pese a que son muy parecidas a las anteriores, ofrecen una mayor seguridad dada su altura y construcción. Por este motivo, son muy utilizadas para las zonas exteriores de la casa o jardín.

Puertas de Forja Artísticas

Son las más frecuentes en la época actual, ya que todo el mundo busca, de manera general, la combinación de estilo y seguridad. Seguramente son en las que has pensado al empezar a leer este post, por tanto, debes saber que, sin duda, ofrecerás a tu hogar el toque de elegancia que estás buscando y que cambiará su diseño radicalmente. Exigen un gran trabajo de artesanía, por lo que el precio suele ser mayor que las dos anteriores, aunque el resultado es mucho mejor.

¿Qué aportarían a mi hogar?

Junto a las ventajas ya comentadas, en lo relacionado con cuestiones estéticas, estas puertas garantizarán una serie de características a tu hogar:

Elegancia y solemnidad

Al cambiar tu antigua y tradicional puerta de madera por una de forja, tanto tú como tus invitados apreciarán un gran cambio estético que gustará a todos. Una puerta clásica de herrería dotará a tu entrada de la sencillez y elegancia de alto standing.

Sensación de apertura

Debido a la particularidad de su diseño, el cual no es opaco, sino que deja partes al aire, estas puertas garantizan la sensación de amplitud tan valorada en la actualidad.

Modernidad

En el caso de que tu hogar haya quedado desfasado, estas puertas son sinónimos de modernidad y renovación.

Si después de leer este texto te has decidido a adquirir una puerta de forja, en nuestro catálogo encontrarás los modelos más bonitos y originales, con una gran relación calidad-precio. Nuestros expertos estarán encantados de ayudarte a encontrar el más adecuado a tus gustos y necesidades. No lo dudes y ponte en contacto con nosotros.

No te pierdas estos produtos de forja recomendados para ti.